El viaje de tu boda

 En BODAS

Trabajar duro durante todo el año trae su recompensa en verano en forma de vacaciones y -cuando agosto llama a la puerta- todos contamos los días que restan hasta poder cambiar la agenda por la maleta y los atascos por tardes eternas junto al mar.

Calas escondidas, enclaves de cultura ancestral, locales exclusivos con vistas a increíbles puestas de sol… La lista de destinos con encanto es infinita, pero -si este año celebras tu boda- es posible que hayas sustituido los habituales preparativos del viaje del verano por otras tareas relacionadas con la organización de tu gran día. ¿Cómo evitar la sensación de que tu propia boda te ha robado las vacaciones? 

La respuesta es sencilla y viene de la mano de dos nuevas tendencias en el sector nupcial:  elopementsdestination weddings.

 

Ambos términos aluden a un concepto común: hablamos de eventos pensados para celebrar un enlace en un destino distinto al lugar de residencia de los novios que haga que la propia boda se convierta en el viaje más especial de su vida. En el caso de los elopements vuestro enlace consistirá en una escapada sólo apta para dos, mientras que si escogéis organizar una boda de destino vuestros invitados tendrán la posibilidad de descubrir el lugar que hayáis elegido en vuestra compañía.

 

Aunque indudablemente apetecibles, estos tipos de boda cuentan con peculiaridades propias que pueden pasar por alto si tratamos su organización del mismo modo que la de un enlace convencional.

Para aquellos valientes dispuestos a que la suya sea una boda viajera, he resumido las cuestiones que no debéis perder de vista y me he atrevido a incluir algunas propuestas de lugares perfectos para ser el escenario de vuestro ‘Sí’.

¿Despegamos?

 

Fotografía © Click 10

 

Elopements

Si al soñar con una boda en un lugar incomparable os imaginas a ti y a tu pareja en la intimidad sin más testigos que el propio entorno, entonces la fórmula perfecta para ti es el elopement. Este término significa, literalmente, ‘fuga’ en inglés y consiste en una escapada a un enclave recóndito que os permita celebrar vuestro enlace a vuestra manera.

Para este tipo de bodas no son necesarios muchos de los elementos tradicionales de un enlace nupcial, lo que los hace perfectos para parejas poco convencionales y que huyen de formalismos.  Renunciarás a un gran banquete, a la fiesta multitudinaria y también a los regalos, pero te llevarás contigo el recuerdo único de una boda con carácter propio.

La organización de un elopement puede ser tan flexible como vosotros deseéis y puede incluir, o no, una ceremonia nupcial al uso, pero no olvidéis que si optáis por sellar vuestro compromiso con un gesto personal, por llevar a cabo algún ritual de matrimonio local propio del destino que hayáis elegido o incluso por contraer matrimonio civil en un país extranjero, puede que vuestra unión no tenga validez legal una vez de vuelta en España.

Cualquier destino es apto para llevar a cabo una de estas escapadas nupciales siempre y cuando os resulte acogedor y tenga – o estéis dispuestos a darle- un significado especial para vosotros, pero en la mayoría de los casos los elopements se desarrollan en entornos de singular belleza natural o arquitectónica, lo que hace especialmente recomendable contar con un buen fotógrafo que se encargue de captar para vosotros los recuerdos de este momento íntimo e irrepetible y que, así, podáis compartirlo con los vuestros al regreso de vuestro viaje.

¿Algunas ideas para este viaje en pareja?

  • El romanticismo de Verona. Romeo y Julieta se casaron en secreto en esta ciudad del Véneto, lo que hace de esta localidad un lugar tradicional de peregrinaje para los enamorados. Edificaciones romanas, medievales, renacentistas y barrocas conviven en sorprendente armonía haciendo de las calles de esta ciudad italiana un lugar único para perderse y decir ‘Sí’.
  • El encanto decadente de Sintra. Un paraje rodeado de colinas en el que conviven palacios, mansiones y castillos de fantasía es, sin duda, el entorno ideal para un enlace de cuento de hadas. Bien escojas sus bosques y jardines o alguno de los enigmáticos interiores de sus abundantes ‘quintas’ para acoger el intercambio de vuestros votos, tendrás la garantía de que el escenario de tu boda será insuperable.
  • El entorno de leyenda de San Andrés de Teixido. La provincia de La Coruña esconde un tesoro para supersticiosos y amantes del folcklore tradicional. Situada entre miradores en lo más alto de un cerro poblado por eucaliptos y manadas de caballos salvajes, la pequeña ermita de esta aldea gallega es conocida por el gran número de leyendas que se cuentan sobre su entorno. No olvidéis pedir a los vecinos que venden amuletos en sus calles un ramito de ‘herba namoradeira‘ para sellar vuestro compromiso; la tradición dice que esconder unas briznas de esta planta en el bolsillo de nuestra pareja sin que lo sepa nos ayudará a conservar su amor.

 

 

Fotografía © Neima Pidal

 

Destination weddings

Si la idea de una boda viajera te resulta atractiva pero no estás dispuesto a prescindir de la presencia de los tuyos, entonces tienes en mente una destination wedding. La clave de este tipo de enlaces es disfrutar de una experiencia grupal, unas vacaciones con familia y amigos que incluirán en su programa la ceremonia de vuestro enlace.

En estos eventos el destino compite en peso y protagonismo con los novios, ya que -además de resultar bonito o contar con un valor emocional- es imprescindible que esté preparado para dar respuesta a necesidades de alojamiento, oferta de actividades o facilidades de acceso para permitir disfrutar a todos los asistentes, lo que hace que sea muy recomendable contar con ayuda profesional para la organización de todos los preparativos.

Otro de los aspectos característicos de este tipo de bodas es que -por presupuesto y gestión- se adaptan mejor a enlaces de corte íntimo con un número reducido de invitados.

Para diseñar una boda de destino existen dos opciones: que los novios asuman toda la responsabilidad del proceso con la idea de que todo sea una sorpresa para sus invitados, o que estos impliquen a aquellos que los acompañarán en su aventura haciéndoles partícipes de cada fase de la organización del viaje. Investiga las posibilidades gastronómicas, turísticas y de ocio que oferta el destino que habéis elegido y planea las actividades que realizaréis durante el tiempo de vuestra estancia para poder informar a los asistentes de qué prendas de vestir o enseres personales pueden necesitar incluir en su equipaje.

Aunque lo más habitual es escoger playas paradisíacas u otros lugares exóticos para llevar a cabo este combinado de boda y luna de miel en compañía, los destinos de interior se adaptan igualmente al concepto de destination wedding y cualquier rincón del planeta puede convertirse en el escenario de un enlace excepcional y de unos días inolvidables con tus personas más queridas.

Cualquiera de los siguientes lugares podría ser el destino perfecto para un viaje nupcial en familia:

  • El parque natural de la sierra de Aracena. Andalucía esconde un tesoro en la serranía de Huelva que reúne todos los ingredientes para una escapada nupcial incomparable. Propón a los tuyos unas vacaciones degustando jamón en Jabugo, paseando por dehesas de encinas y visitando la Gruta de las Maravillas; si con esos argumentos aún no los has convencido, sólo tendrás que decirles que tu boda se celebrará en la ermita encalada que domina la sierra de Alajar. El entorno perfecto para un enlace con sabor andaluz alejado de clichés.
  • La ruta del románico palentino. Para los amantes de la Historia y el Arte, nada como celebrar el momento más especial de sus vidas en la provincia con más monumentos románicos de toda Europa. Escogiendo los pueblos del norte de Palencia como destino para tu boda religiosa podrás ofrecer a tus familiares y amigos la experiencia de celebrar tu ceremonia en un templo con más de 10 siglos de historia, adornado con alguna de las más de 65 variedades silvestres de orquídea que crecen en sus montañas y acompañado de los platos de cuchara de la gastronomía local. Una propuesta que combina originalidad y tradición.
  • El paisaje alpino de Baviera. En 1475 la localidad bávara de Landshut fue testigo de la boda de Jorge el Rico, duque de Baviera, con la princesa Eduviges de Polonia y todos sus habitantes se volcaron en los preparativos de su enlace. Los cronistas registraron con todo detalle los festejos en sus escritos y desde 1903, cada 4 años, los vecinos de la ciudad se embarcan en una monumental recreación de esta boda que incluye torneos, conciertos y desfiles en esta ciudad repleta de casitas de colores. Si quieres que tus invitados sientan que tu boda también merece pasar a la Historia, no hay mejor destino que esta región alemana famosa por sus bosques y lagos, por sus castillos de cuento de hadas y por fabricar algunas de las mejores cervezas del mundo.

 

Fotografía © La Fotografía de tu Boda

 

¿Tú también tienes la cabeza rebosante de ideas para un viaje especial?

Me encantará leer vuestras ideas en la sección de comentarios .

¡Felices vacaciones!

Cristina & Co.

Entradas Recomendadas

Dejar un comentario

Contacto

Ahora mismo no estamos disponibles, pero puedes enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

0