9 planes con estilo para una despedida de soltera inolvidable

 En EVENTOS, LIFESTYLE, Uncategorized

Los que me conocen bien saben que soy de esas personas a las que les apasiona celebrar.

Me gustan las reuniones de amigos multitudinarias cuando uno de ellos visita la ciudad, soy la primera en proponer un brindis cuando alguien comparte una buena noticia y tengo mi agenda plagada de fechas para no olvidar ni uno solo de los cumpleaños de las personas a las que quiero.

 

Organizar eventos va en mi ADN porque entiendo la vida como una gran fiesta y -durante mucho tiempo- solo existió un tipo de celebración que no me entusiasmara: las despedidas de soltera.

Lo reconozco; la idea de grupos y grupos de Whatsapp con desconocidas peleando por convencer al resto para reservar jornadas maratonianas de actividades y disfraces sin rumbo ni sentido me daba escalofríos.

Hasta que, de pronto, un día me di cuenta de que -como en todo lo que rodea el mundo de las bodas- estos encuentros adquirían significado y ganaban en atractivo cuando estaban planteados con gusto, con calma y pensando en las personas que los iban a disfrutar, especialmente en la novia.

 

Fotografía © Ruth Roldán

 

Desde entonces, cada vez que una de mis amigas nos anuncia que se casa, disfruto imaginando el escenario con el que sorprenderla a partir de sus gustos e intereses y sin perder de vista el objetivo fundamental de este tipo de eventos: pasar tiempo con tus mujeres favoritas y crear un último recuerdo especial con ellas antes de pasar por el altar.

 

Para aquellas que estén buscando inspiración para organizar la despedida de soltera de alguien especial, he preparado una selección de ideas sencillas pero efectivas. Son planes de los que nunca fallan si van acompañados de una buena dosis de tiempo libre, anécdotas compartidas y mucho cariño y se preparan respondiendo un pregunta muy simple.

¿Qué sabemos de la novia?

 

Para la esteta

Es capaz de distinguir todas las tonalidades que existen del color azul. Viste la mesa de fiesta aunque vaya a comer sola. Es capaz de perderse en su propia ciudad porque siempre camina mirando las fachadas de los edificios en lugar del suelo que pisa.

Todas tenemos una amiga que siente fascinación por las cosas bonitas y su despedida de soltera ideal tiene que estar pensada para alimentar su mirada.

Planea para ella una visita guiada a un jardín botánico, localiza una tienda de tejidos antiguos y que escoja una pieza que pueda incorporar a su vestido de novia y organiza un taller de acuarela.

Y  si le requisas el teléfono, entrégale una cámara: va a necesitar hacer fotografías de cada pequeño detalle.

 

Para la que vive muy, muy lejos de casa

Quien tiene una amistad capaz de sobreponerse al tiempo y la distancia puede sentirse muy afortunado.

Si una de tus amigas de la infancia está organizando su boda a distancia porque ahora vive fuera de España, piensa en todas las cosas que echará de menos y regálale una experiencia completa de vuelta a casa.

Contrata un guía que os enseñe los recovecos de vuestra ciudad de origen como si fuerais turistas, conspira con su abuela para que le prepare su plato favorito y compartidlo con ella en su casa y terminad el día en la terraza a la que siempre ibais al acabar las clases de la universidad.

Es muy probable que en algún momento se le escape una lagrimilla, pero no vas a recibir abrazos más grandes que los que te va a dar ese día.

 

Para la que piensa con el corazón

Organizar la despedida de soltera de la amiga más detallista, sensible y sentimental del grupo es un reto complejo, pero para dar en el clavo solo tienes que plantearte cómo haría ella las cosas.

Piensa en vuestra primera gran aventura: aquel campamento de verano, el viaje en Interrail o la ciudad en la que os conocisteis estudiando… y ya habrás fijado el destino.

Una vez allí, organiza una ruta por los lugares más emblemáticos, pero no desde un punto de vista turístico, sino sentimental, y prepara una pequeña gymkhana con preguntas sobre vosotras y vuestro grupo de amigas. Como premio por cada respuesta acertada, entrégale un sobre con unas palabras de parte de una persona especial y finaliza la jornada con una sesión de fotos de grupo que pueda añadir a su álbum personal.

No habrá novia más emocionada y feliz.

 

Fotografía © Elena Bau

 

Para la amante de la buena mesa

Si tu amiga es foodie confesa, te habrá puesto las cosas fáciles. Su despedida de soltera es -imperativamente- una experiencia gourmet.

Sorpréndela con una sesión de cocina a domicilio, haz lo imposible por conseguir mesa en ese restaurante del que siempre habla y pon de acuerdo a todo vuestro grupo para regalarle entre todas un buen lote de botellas con el que ampliar su vinoteca.

Si queréis que el recuerdo de esos días sea aún más especial, preparad entre todas un libro de cocina personalizado con vuestras mejores recetas y que ella conserve ese ejemplar único en papel.

 

Para la que tiene las ideas claras

No es lo habitual, pero a veces una novia dice alto y claro qué es lo que desea para su despedida de soltera.

Hace siglos que no piso la playa. Siempre he soñado con visitar el Louvre. Ojalá mi hermana pudiera venir desde Polonia…

¿Por qué perder el tiempo ideando planes elaborados si ella solo tiene un deseo?

Conviértete junto con el resto de tus amigas en sus hadas madrinas, buscad la manera de hacer realidad eso que tanto espera y disfrutad al máximo de su reacción al descubrir la sorpresa.

Os aseguro que será uno de esos regalos que se disfrutan aún más al prepararlos que al recibirlos.

 

Para la que siempre llega tarde

Organizar una boda supone mucho trabajo -yo lo sé mejor que nadie- y por eso es importante ser organizado y preparar las cosas con tiempo; por eso tu amiga la que deja todo para el último minuto lleva las últimas semanas angustiada y contrarreloj.

Olvídate de secuestrarla y llevártela lejos porque pasará el fin de semana nerviosa, pendiente del teléfono y quejándose de todo lo que aún tiene por hacer.

Para ella no habrá mejor despedida de soltera que tu ayuda para rematar los detalles que aún le faltan: caligrafía con ella los marcasitios para el almuerzo, prepara las bolsitas de dulces para los niños y échale una mano para preparar la maleta de su viaje de novios.

Si consigues que -por primera vez- le sobre tiempo, llévala a cenar a tu sitio preferido y pide una botella de champagne para celebrar juntas el trabajo bien hecho.

 

Fotografía © Jaime Boira

 

Para la gurú de belleza

Trae productos milagrosos como souvenir de todos sus viajes, su agenda es una fuente inagotable de contactos de manicuras, peluqueros y centros de estética y te ayuda a escoger tus cremas desde que tienes uso de razón.

Como era de esperar, los preparativos cosméticos de cara a la boda son su mayor preocupación en este momento, así que nada mejor para ella que una sesión de puesta a punto exhaustiva y en el mejor espacio de la ciudad.

Después de disfrutar juntas de ese pack prohibitivo de masajes y tratamientos por el que siempre suspira, acompáñale a un perfumista que diseñe con ella el aroma para el día de su boda y recuérdale que nunca se está más guapa que cuando se es muy feliz.

 

Para la que necesita un respiro

En cierto modo todas nos identificamos con esa mujer que distribuye las horas del día entre toneladas de trabajo, compromisos, citas y asuntos pendientes. Nuestro día a día es un cúmulo de tareas recién hechas o por hacer y, a la larga, nos pasa factura.

No hay nada más triste que una novia exhausta e incapaz de disfrutar de su día por puro agotamiento, así que la despedida de soltera perfecta siempre debería incluir una buena cuota de tranquilidad y paz.

Escoge un lugar apartado, con entorno bucólico y poca señal de teléfono. Propón actividades de participación voluntaria: quien se vea con ganas, que disfrute de un paseo a caballo; la que lo necesite, puede echarse la siesta.

Y dejad la noche en blanco: comida sencilla y copas de vino y a charlar sin prisas de todo y de nada.

Volveréis a casa como nuevas.

 

Para la experta

Por suerte o por desgracia, las aficiones de tu amiga y las tuyas propias coinciden en poco.

Ella tiene una única pasión -la tecnología, la música de cámara, el hockey o la arquitectura de autor- de la que tú no sabes casi nada. Sí, tiene un punto freak, pero la quieres tal y como es.

Demuéstrale cuánto te importa investigando un poco sobre su tema predilecto y localiza algún evento o actividad que creas que pueda llamar su atención. Hazle llegar las entradas por sorpresa y reúnete con ella un poquito antes para que te de unas pinceladas que te ayuden a entender lo que vais a compartir.

Por primera -y quizá única- vez, le estarás regalando la oportunidad de iniciarte en aquello que le apasiona y es probable que se emocione, pero será porque ha comprendido lo mucho que te importa.

 

 

Y si este año no tienes ninguna boda a la vista, recuerda que cualquier excusa es buena para disfrutar de un plan especial con tus amigas.

¡Desempolva tu agenda y comienza a organizar una escapada de chicas!

 

Cristina & co.

Entradas Recomendadas

Dejar un comentario

Contacto

Ahora mismo no estamos disponibles, pero puedes enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

0